Tratamiento de revitalización facial más espectacular y rápido para desafiar el tiempo: en 60 minutos logras quitar 10 años. Se trata de un sistema patentado revolucionario que dispara en los tejidos faciales un potente flujo de CO2 combinando una altísima concentración de activos nebulizados a muy alta presión y baja temperatura.